SEMANA DE CLAUSURA DE LOS 325 AÑOS DE LA LLEGADA DEL RESCATADO A VALDEPEÑAS

12 Sep, 2017

Semana de clausura de los 325 años de la llegada de la imagen de Jesús Nazareno Rescatado a Valdepeñas (1692 – 2017)

Ha llegado la clausura de los 325 años de la llegada de la primera imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno Rescatado a Valdepeñas en el aquel lejano año de 1692

Hoy desde Sevilla me uno a mis hermanos trinitarios que han predicado en la novena y al padre Antonio Jiménez, Director General de la Fundación Prolibertas. Espero que el pequeño opúsculo titulado “325 años en Valdepeñas” haya ayudado a conocer las raíces que hoy “Jesús” tiene en Valdepeñas. Lo escribí con el fin de saborear el camino de luces y sombras de un pueblo devoto a Jesús, cuya fe ya forma parte del patrimonio, vida y alma de Valdepeñas.

A través de la historia de la imagen de Jesús Nazareno Rescatado, en este año hemos regresado a los orígenes del convento de los frailes trinitarios de Valdepeñas. Allí, hace 325 años llegó la imagen de Nuestro Padre Jesús Rescatado. Nuestra historia se ha remontado a finales del siglo XVI. Con el gran apoyo del Marqués de Santa Cruz, don Álvaro de Bazán se fundó en la capilla de San Nicasio el 9 de Noviembre de 1594 un convento de trinitarios recoletos. Posteriormente, San Juan Bautista de la Concepción tras conseguir del Papa Urbano VIII el Breve apostólico de la Reforma de la Orden Trinitaria, implanta en Valdepeñas la primera casa de la Descalcez Trinitaria.

En el viejo Protocolo del convento escrito en este mismo lugar y que hoy se encuentra en pésimas e ilegibles condiciones en nuestro convento de Roma, leemos: “La Sagrada imagen de Jesús Nazareno Rescatado llegó a Valdepeñas el año 1692. Fue traída a expensas del P. Ministro Fr. Gabriel de los Santos y D. Álvaro de Bazán, marqués de Santa Cruz. Fue colocada en una modesta capilla. Fr. Pablo de Jesús en 1698 empezó a labrar esta nueva capilla a expensas del Señor Marqués de Santa Cruz. El P. Francisco de San José fue quien la planeó. En el fol. 388 del protocolo se lee: “Habiendo dado principio a la capilla con las limosnas del pueblo y 100 doblones que dio el Márquez de Santa Cruz, que viendo no eran las limosnas suficientes que pudiesen terminar la obra de la capilla, la tomó y concluyó a su costa, y fundó la Hermandad en 20 de febrero de 1702. Y llevó la petición al Consejo de Castilla y al Arzobispado de Toledo que aprobaron sus ordenanzas el año 1703”. (Protocolo del Convento de Valdepeñas. Roma)

Tras ojear este polvoriento y antiguo documento que como antes he señalado, se encuentra en nuestro archivo de la Orden en Roma, recordemos que los Trinitarios muy unidos a Valdepeñas desde su fundación, desgraciadamente en septiembre de 1835 eran expulsados de la ciudad por cumplimiento de las leyes de desamortización dadas por el Ministro Mendizábal. En 1948 vuelven los Trinitarios a su convento y se hacen cargo de la capellanía de la Archicofradía de Nuestro Padre Jesús.

Éste año 2017 ha tenido para los Trinitarios y para la Archicofradía un motivo especial de celebración. Juntos hemos celebrado los 325 años de la llegada de la primera imagen de Ntro. Padre Jesús a Valdepeñas. Aquella imagen que llegaba en aquel lejano año de 1692 era copia de la imagen original que los Trinitarios rescataron junto a 211 cristianos cautivos de los moros. Los árabes, en el año 1681, tomaron la plaza española de Mamora en el Norte de África tomando por cautivos a los cristianos y profanando las imágenes. Dicha imagen de Jesús hoy se encuentra y se venera en la Basílica de Jesús de Medinaceli de Madrid.

Felicitaciones a la Comunidad de PP. Trinitarios y a la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno por este esfuerzo conjunto de dar a conocer las raíces históricas de nuestra fe y devoción a Jesús Nazareno Rescatado en Valdepeñas a lo largo de estos 325 años de presencia en el convento.


Ángel García Rodríguez
Sevilla