Ordenación sacerdotal de Juan G. Ovalles

18 Jun, 2016

CRONICA DE LA ORDENACIÓN

Sábado 11 de junio:

Es el gran día esperado por tantos, desde el mismo Juan Guillermo quien será ordenado, hasta cada uno de sus familiares, amigos y hermanos religiosos de la Orden de la Santísima Trinidad.

Se da inicio a la ceremonia a las 10:00 en la parroquia San Pedro Apóstol del municipio de Villacaro, en la procesión de entrada acompañaron al neo presbítero: los monaguillos de la parroquia cada uno con sus funciones, tres cuatro seminaristas de la diócesis quienes se encargaron dos de servir como acólitos, uno de porta libro y el último como uno de los maestros de ceremonias, los frailes: Nelson Rivera, se desempeñó como fotógrafo y Alfredo Gutiérrez como encargado del incensario, los padres trinitarios (Fr. Jairo Vargas y Fr. Yamir Gonzáles(Ibagué); Fr. Iván Mantilla (Bogotá) y Fr. Rodrigo Dallos (Medellín), estaban acompañando como concelebrantes de la ceremonia de ordenación, cada uno de los diferentes sacerdotes de la diócesis (la mayoría habían sido párrocos del municipio de Villa Caro, 11 en total más cuatro frailes sacerdotes trinitarios), los padres del ordenando estaban ya ubicados en la banca delantera con el ornamento sacerdotal en sus manos. Toda la ceremonia transcurrió con normalidad, sin afanes y muy bien organizada, en ella se vieron las lágrimas de los padres del recién ordenado al acercarse con los ornamentos con los cuales sería revestido su hijo, y no faltó de igual modo los sentimientos de alegría y nervios tal vez del ordenando (aunque no se le salieron las lágrimas, el padre Fr Guillermo entre risas decía, que los sentimientos estuvieron presentes hasta el momento de la imposición de manos de monseñor Víctor, luego desaparecieron). El coro de la parroquia se lució con su acompañamiento. Al finalizar la ceremonia, el nuevo sacerdote dio los agradecimientos a cada uno de los presentes, después de las palabras que manifestó la primera dama del pueblo, como gesto de gratitud y alegría al ver un hijo del pueblo convertirse en sacerdote. Terminada toda la celebración de ordenación se les brindó almuerzo a los feligreses que acompañaron la ceremonia (un poco más de 500) y en la parroquia estuvieron almorzando los sacerdotes que acompañaron al neo presbítero, los religiosos trinitarios, la familia del ordenando, el párroco Pbro. William Aguilar y Monseñor Víctor Manuel, junto con sus diáconos y seminaristas. Ya hacía las 16:00 horas, nos congregamos en casa de los padres del recién ordenado, familiares sanguíneos y religiosos del padre Fr. Guillermo y uno que otro allegado (entre ellos el párroco del pueblo), allí compartimos algún whisky y vino tinto, terminando con un delicioso consomé y pollo guisado, ¡claro que antes de la cena no podía faltar la torta con la gaseosa! Después de todo este compartir, algunos fueron a la casa cural a ver el partido Colombia-Costa Rica y los demás a sus lugares de hospedaje.

Domingo 12 de Junio: En la primera misa el párroco fue quien dijo la homilía, hizo referencia a Fr. Guillermo: conectando el evangelio y lecturas del día con la vocación del neo-presbítero. Fue una homilía corta pero sustanciosa