Isidro Hernández, In memoriam

19 Oct, 2014

La Provincia del Espíritu Santo y los hermanos de la Casa de la Santísima Trinidad de Madrid Aluche, queremos agradecer con estas sencillas palabras todos los gestos de cercanía, cariño y afecto que se nos ha hecho llegar con motivo del fallecimiento de nuestro hermano Isidro Hernández Delgado. 

Han sido buenamente elocuentes en las dos celebraciones eucarísticas por medio de las cuales hemos dado gracias a Dios Trinidad por el tiempo en que hemos convivido con Isidro. Y así, a la acción de gracias de sus hermanos de sangre y demás familia, de sus hermanos de Orden y de comunidad, se han unido cientos de amigos de la parroquia trinitaria de Aluche, el colegio San Juan García, las Trinitarias de Madrid, Valencia y Mallorca, CONFER, el Instituto de Pastoral de Madrid, la diócesis, la Conferencia Episcopal Española, el Laicado Trinitario... y tantos otros que, sin poder estar presentes, han hecho llegar sus condolencias, su sentimiento, sus recuerdos: la Confraternidad de Hermandades y Cofradías Trinitarias, la Federación de Monjas Trinitarias, varios monasterios de monjas trinitarias...

La comunidad de Padres Trinitarios de Madrid-Aluche quiere hacerles llegar su profundo agradecimiento por tantas muestras de cariño y afecto nos habéis manifestado con motivo del fallecimiento de nuestro querido P. Isidro Hernandez, desde tantísimos lugares y por vuestra presencia y participación en las celebraciones por su eterno descanso.

 Os agradece de corazón, junto a su familia, por esas muestras de cercanía y profunda estima y afecto hacia nuestro hermano Isidro, que a lo largo del periodo de su enfermedad y ahora, habéis manifestado.

Unidos a todos y cada uno de vosotros, continuamos dando gracias a Dios por el gran regalo que ha sido el P. Isidro y pedimos que le haga gozar para siempre en la Eterna Casa de la Santa Trinidad.

 Comunidad de PP Trinitarios de Madrid - Aluche

A continuación os dejamos unas cartas y semblanzas sobre Isidro Hernández.

Noticia de su fallecimiento

Carta del Ministro Provincial

Carta de condolencias de Mons. José Sánchez

Carta abierta del trinitario Ángel García desde Lima

Datos de su vida

 

------------------------

Unos minutos antes de la medianoche del 16 de octubre, Isidro Hernández Delgado nos ha dejado para salir al encuenteo de Dios Trinidad. Tras dos años de lucha con la enfermedad, finalmente el cáncer, y sólo el cáncer, ha conseguido vencer esa indomable fuerza de la naturaleza que era Isidro Hernández. Quienes le hemos visto perder peso, vitalidad, fuerzas..., nos hemos estado negando durante meses a creer que finalmente no saliera victorioso, sacara un as de su manga, como tantas veces ha hecho, obtuviera el aplauso y el agradecimiento de quienes contemplábamos su anunciada derrota. Esta vez no ha sido así.

Una de las características que primero llamaban la atención en Isidro era su concepto de amigo. Tenía la particularidad de ganarse a las personas por el estómago, porque siempre ha sido un buen cocinero y un buen compañero de mesa, y por los detalles, porque incluso en las situaciones más duras era capaz de dejar pequeños signos de cercanía.

Su vida ha sido la comunicación, su corazón ha latido siempre para que todos tuviéramos oportunidad de saber, de conocer, de amar aquello por lo que hemos entregado nuestra vida. Tal vez por eso se ha hecho un corazón fuerte, que ha sorprendido por su resistencia a propios y extraños, hasta que no ha podido más.

En la Provincia del Espíritu Santo, en la Orden, en CONFER, en la Confraternidad de Hermandades y Cofradías, en el Secretariado Trinitario..., Isidro ha sido siempre el alma de la información y la comunicación. Sus publicaciones, sus artículos, sus intuiciones nos han ayudado a todos a ser mejores en lo que estamos llamados a ser, a modelar nuestra vida trinitaria desde un compromiso renovado por los cautivos de hoy, a creer que Dios nos sigue llamando a no callar nuestra voz, ni dejar nuestros barcos rumbo a la liberación de los últimos.

Hoy sólo podemos dar gracias a Dios por darnos a Isidro como parte de nuestra Familia Trinitaria, y ahora que forma ya parte de la suya, definitivamente, contar con él para seguir siendo semilla de un Reino que hace mucho empezó a construir.

Pedro J Huerta, osst

 

------------------

Con dolor pero con la esperanza en Cristo resucitado, acabo de leer la noticia del fallecimiento de nuestro hermano Isidro Hernandez, descanse en paz. Toda la Provincia, la Orden, los miembros de la familia trinitaria y de la vida religiosa presente en Confer, le recordamos con afecto e inmensa gratitud por su servicio entusiasta a la vida religiosa y de forma muy especial a nuestra Orden, siendo "portavoz" y "una ventana abierta" de nuestra vida y misión. ¡Gracias Isidro por todos tus gestos de entrega y trabajo infatigable desde los medios de comunicación social, con la pasión y el cariño puesto en esta misión que se te encomendó y a la que respondiste con tanta generosidad! Que la eterna Trinidad lo acoja en su Reino. Tengamosle muy presente en nuestra oración, con un fuerte abrazo y unidos en el dolor, de forma muy especial a nuestra Comunidad Trinitaria de Madrid-Aluche,

P. Luis Miguel Alaminos
Ministro Provincial Prov. del Espíritu Santo

 

-------------------------

He recibido la comunicación del fallecimiento de Isidro por el  servicio de prensa de la Conferencia Episcopal. Me uno al sentimiento y a la oración de todos sus hermanos trinitarios y de su familia, a la que me gustaría acompañar mañana; pero no me es posible. Recordaré siempre a Isidro muy gratamente y agradecido, tanto en su tiempo en Alemania, como después, en mi condición de presidente de la Comisión Episcopal de Medios de comunicación. Trabajamos muy a gusto juntos en algunos proyectos y servicios. Descanse en paz. Mañana celebro la misa por él, por su familia y por vosotros. Hagan llegar mi condolencia a su familia y comunidad. Lo comunico a los capellanes que le conocieron y trabajaron con nosotros. Un abrazo

+ José Sánchez, obispo emérito de Sigüenza

 

--------------------------

Querido Isidro,

Tuviste muchos amigos que te quisieron, te valoraron, que vieron en ti ese talante y pasión que tenías por la comunicación…Hoy muchos de ellos lloran tu muerte y partida. Desde el conocido periodista José Luis Calleja que en aquel congreso de Granada comentaba: “Que tendrá Isidro, que es capaz de reunirnos en una mesa a la Presidenta de Instituciones Penitenciarias, a jueces, periodistas y demás gente conocida”. También seguro le recuerdan con cariño periodistas de la COPE, ABC, El PAIS, Juan Rubio, el ex director de Vida Nueva, la CONFER y tantos amigos de lo que me hablaste. Hoy desde Lima, unido a todos ellos lloró por ti, porque en la Provincia ya no está Isidro, el “Chichi”, como te llamaban familiarmente tus hermanos más cercanos.

Nuestra relación más cercana recuerdo que se dio allá por el año 1992 cuando con tu vieja maquina Olivetti llegaste como portavoz de la Provincia para escribir las crónicas en el primer encuentro de la Familia Trinitaria en Bogotá - Colombia. Ya tenías larga experiencia en preparar libros, revistas, videos, entrevistas, etc…La comunicación era tu sueño y pasión…Soñabas con una Orden Trinitaria más abierta al mundo, “que conocieran nuestro carisma liberador más allá de nuestras parroquias y colegios” repetías…

Recuerdo que tras aquel encuentro en Bogotá nos acompañaste a Lima…Y con tu cámara de video fuiste captando con mucho silencio y respeto el alma, sufrimiento y dolor de los pobres…Comparabas la realidad de España con la triste realidad de pobreza y marginación de Perú y me decías: “Ángel, no entiendo estos contrastes en nuestro mundo…Es inhumano ver y contemplar que niños se mueran aquí de hambre y en España se derroche y se tire la comida”. La pobreza, miseria y muerte que contemplabas no podías digerirla…”Ángel, hay que hacer algo”, me repetías cuando yo apenas tenía treinta años….Y te fuiste con tus imágenes y allá en España nos apoyaste en el Proyecto Solidaridad de apoyo a los dispensarios médicos y comedores. ¡Gracias Isidro!, son detalles de amigo y hermano que no se olvidan.

Isidro, tú comprendiste muy bien aquello que nos enseñaron en el Master de Medios de Comunicación Cristiana en la Universidad de Salamanca…”Podemos hacer muchas obras buenas y solidarias, pero si no las comunicamos, para el mundo y la Opinión Publica no hacemos nada e incluso ni existimos”. Con tus programas en la COPE, revistas en la Cónfer, tu apoyo en VIDA NUEVA Y EN NUESTRAS REVISTAS TRINITARIAS, nos mostraste que los Trinitarios podemos estar con calidad en la comunicación de nuestro carisma redentor.

Y como entre la Provincia y el Vicariato éramos los únicos locos que nos había dado por la especialidad y dedicación a la comunicación social, sabíamos los dos en que líos estábamos metidos…Cuantas veces me dijiste: “¡Cuídate, Ángel pero no dejes de hablar ni de escribir. Sé tú mismo, el periodismo sin pasión y sin constancia no sirve de nada…”

Amigo Isidro, te has ido cuando más te necesitábamo. El Papa Francisco nos está invitando a llevar a la Iglesia a la calle, y todavía nuestra misma Orden Trinitaria no lo ha entendido. Cuantas veces repetiste de la necesidad de una Oficina de Prensa en la Orden, pero no te entendían, Isidro. Muchos solo pensaban en los gastos económicos pero no veían la inversión en imagen, en comunicación del carisma y espiritualidad, en promoción vocacional…

Isidro, hoy tras tu muerte, muchos te alabarán, otros callarán…Pero tú hoy desde el cielo, en donde has llegado a la meta y ya estás junto al Padre, perdónanos a todos los que te quisimos pero no te comprendimos en tus sueños de comunicación de la verdad, la justicia, la solidaridad y de la fe en Cristo Jesús. Quisiste ser una ventana abierta pero algunos prefirieron cerrar la ventana para que no entrase el frío.

Pero como ves, Isidro, la vida se repite…Lo mismo le ocurrió a san Juan Bautista de la Concepción. Muchos no comprendieron su sueño de Reformas y de opción por los pobres. Y sólo después de su muerte se dieron cuenta de los valores y talentos del Reformador…

Isidro, cuanto me gustaría mañana estar ahí junto a ti en tu misa de entierro en Aluche. Pero como no podré, desde Lima, estaremos unidos en la oración…Y no me olvides pues ya me conoces que soy demasiado apasionado y hablador…Recuerdo tus últimas palabras que tuvimos en Madrid hace un mes…Apenas hablamos cuando nos vimos y los dos lloramos…Y en esas lágrimas estaban todos los sueños compartidos de comunicación, revistas, radio, televisión, ,etc. Y no entendíamos ninguno de los dos porque tenías que marcharte precisamente ahora, Isidro, cuando más te necesitábamos….”Animo, Ángel y adelante, sigue con pasión en este mundo de la comunicación”, fueron tus últimas palabras de amigo y comunicador que las guardaré para siempre en mi corazón.

Descansa ahora Isidro pero no nos dejes a nosotros aún que descansemos. Hay mucho por hacer y por comunicar en la Orden. Intercede ante el Padre Dios para que despierte en otros trinitarios esa pasión y entrega por la comunicación que él te dio.

Un abrazo y muchas oraciones de este hermano y amigo manchego que como otro Quijote a lo divino no te olvidará.

Ángel García Rodríguez
Lima. Perú

 

------------------------------

Isidro Hernández Delgado, nació en Vitigudino, Salamanca, el 29 de noviembre de 1944, hijo de Eusebio e Inocencia, que lo llevaron a bautizar el 9 de diciembre del mismo año. Realizó sus estudios primarios en el Seminario Menor Trinitario de Alcázar de San Juan de 1956 a 1960, y en el Seminario Menor Trinitario del Santuario de Ntra. Sra. de la Cabeza de 1960 a 1961.

El 30 de septiembre de 1961 comenzó su noviciado en Antequera, donde emitió sus primeros votos religiosos el 1 de octubre de 1962. Después realizó estudios secundarios en Antequera de 1962 a 1964. Estudió filosofía en nuestro Colegio Mayor de Córdoba de 1964 a 1966, y Teología en la Facultad de Teología de Granada de 1966 a 1970. En Alcázar de San Juan emitió el 8 de septiembre de 1968 su Profesión Solemne y en Salamanca recibió la ordenación presbiteral el 18 de marzo de 1972. Obtuvo la licenciatura en Derecho Canónico en 1981 por el Pontificio Ateneo Santo Tomás de Aquino de Roma. Como consecuencia de su interés por la comunicación, realizó un Master en Medios de Comunicación Social por la Universidad Pontificia de Salamanca.

Ha estado destinado desde su Profesión Solemne en las Casas de la Santísima Trinidad de Granada (1968 a 1971), Alcázar de San Juan (1971 a 1978), San Carlino-Roma (1978 a 1981), Madrid Aluche (1981 a 1982), Córdoba (1982 a 1986), Frankfurt am Main (1986 a 1998), de nuevo Córdoba (1998 a 2000) y finalmente Madrid Aluche (2000 hasta su fallecimiento).

Ha sido Ministro de las Casas de la Santísima Trinidad de Frankfurt am Main (1994 a 1998) y Madrid Aluche (2009 hasta su fallecimiento); Consejero Provincial (1997 a 2000); Presidente del Secretariado Trinitario de la Provincia (1982 a 1986 y 1997 hasta su fallecimiento); Párroco de la Misión Católica Hispana de Wiesbaden en Alemania (1986 a 1998); profesor de los colegios trinitarios de Alcázar de San Juan, Madrid y Córdoba; Redactor de la revista Ventana Europea, Director de la revista Familia Trinitaria, Director de Medios de Comunicación Social de CONFER, Director de la revista Trinidad y Liberación y Director de la revista Trinitarium.