Exposición "Córdoba Ciudad Conventual"

19 Oct, 2014

El pasado 15 de octubre, coincidiendo con la apertura del Año Jubilar por el quinto centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, se inauguró en la Mezquita-Catedral de Córdoba una magna exposición bajo el título "Córdoba, ciudad conventual", auspiciada por tres instituciones: el Cabildo de la Catedral, que conmemora los 775 años de la consagración del templo, el Ayuntamiento de la ciudad, que conmemora los 30 años de la declaración de la Mezquita-Catedral como Patromonio Mundial y los 20 años de la declaración de la ciudad como Conjunto del Patrimonio Mundial, y la Diputación Provincial de Córdoba.

La exposición presenta la historia de los conventos cordobeses, un total de 44, de los que 35 aún mantienen presencia de religiosos, y expone algunas de sus joyas artísticas, muchas de ellas nunca presentadas en público hasta ahora: una carta autógrafa de Santa Teresa de Jesús a Doña Luisa de la Cerda, obras de orfebrería, incunables, tallas de José de Mora, Risueño y Pedro de Mena...

Si destacamos la noticia en este medio es porque dos de esos conventos son trinitarios: el de la Santísima Trinidad, fundado apenas reconquistada la ciudad de Córdoba, en 1236 gracias a la generosidad del rey Fernando III, el santo, y el de Nuestra Señora de Gracia, fundado en 1607 por San Juan Bautista de la Concepción y actual residencia de la comunidad trinitaria. 

De este segundo convento se exponen tres obras singulares:

"Inmaculada Concepción", obra original de Pedro Roldán, realizada en 1680. Una pequeña maravilla del barroco sevillano, que llegó a nuestra casa  casi de rebote y constituye uno de sus tesoros.

"Tentaciones de San Juan Bautista de la Concepción en Roma", segundo cuadro restaurado por la comunidad de la colección de grandes lienzos sobre la vida del Reformador que decoran las naves de la iglesia. Es de la Escuela Granadina, probablemente del taller de Pedro Atanasio Bocanegra. 

"Libro de Protocolo de la Casa", en uso desde 1695 a la actualidad. Se expone abierto por la página donde se relata cómo fr. Martín de la Resurrección, Ministro de esta Casa de Córdoba, rescató una imagen de un Ecce Homo en Mamora que posteriormente llevó a Madrid "y goza de no poca estima de cuantos la veneran".