ASAMBLEA DE LA FAMILIA TRINITARIA EN CÓRDOBA

18 Dic, 2018

ASAMBLEA DE LA FAMILIA TRINITARIA EN CÓRDOBA

La comunidad trinitaria de Córdoba celebró una Asamblea de la Familia Trinitaria el domingo, día 16 de diciembre, con motivo de la fiesta de San Juan de Mata.

En la Asamblea, celebrada en las instalaciones del colegio, tomaron parte representantes de los diversos grupos que participan en las actividades de la comunidad trinitaria de Córdoba hasta reunir a un grupo de más de 100 personas de la parroquia (catequistas, hermandades y sus grupos de jóvenes, caritas, animadores parroquiales), el colegio (profesores, alumnos y antiguos alumnos, padres y madres), la pastoral penitenciaria, el laicado trinitario local, las hermanas trinitarias, la pastoral juvenil, el voluntariado del comedor social S. Juan Bautista de la Concepción y los miembros de nuestra comunidad.
El P. José Luis, ministro local, saludó a todos los asistentes y les dio la bienvenida. Después presentó las distintas partes que conformaban la asamblea. A continuación el P. Pedro, ministro provincial, dirigió la oración acompañado de algunos de los participantes, y dirigió también un saludo a todos. Finalmente, el P. José Hernández realizó una presentación del carisma e historia de la Orden, de su historia, de su presente y de su futuro.
En su intervención, el P. José Hernández habló de los orígenes de la familia trinitaria, de su espíritu y de su misión. Afirmó que los trinitarios nacimos para la gloria de la Trinidad y la redención de los cautivos, por la inspiración que recibió San Juan de Mata; que fuimos fundados familia, formada por religiosos, religiosas y laicos que participaban en la vida y en las tareas de la orden; y que la Orden ha perdurado viva y pujante durante más de ocho siglos por su carisma y misión.
Como características principales de la Orden, el P. José destacó la espiritualidad trinitaria, basada en el seguimiento de Jesús, en la fraternidad, de la que participaban también las religiosas y cofradías de laicos, y en la preferencia por los pobres, los cautivos y los enfermos. Los trinitarios estamos llamados a vivir los valores evangélicos de libertad, caridad y fraternidad.
El P. José destacó que la Orden realizó el rescate de más de 100.000 cautivos a los largo de su dilatada historia y que la familia trinitaria es una familia fecunda con nuevas ramas de religiosas, entre las que están las hermanas contemplativas, las de Mallorca, las de Roma, las de Valence, las de Madrid y las de Valencia. El P. José nos recordó, también, que la misión trinitaria es muy actual, ya que debemos ser anunciadores del misterio trinitario y defensores de la libertad de las personas. Esa es nuestra riqueza espiritual y social.
Como fruto de los tiempos modernos, nos recordó las asambleas intertrinitarias que se están celebrando en distintos lugares del mundo cada 5 años; de estas asambleas han surgido acuerdos que promueven las actividades y el espíritu trinitario en el mundo moderno. En las últimas décadas han aumentado los grupos de laicos trinitarios asociados a nuestras comunidades y sus tareas; estos grupos cuentas con su propio proyecto de vida, que es plural y está diversificado según lugares y culturas.
De cara al futuro nos recuerda que están aumentando los religiosos, las religiosas y los laicos. Las notas que destaca son el espíritu de la orden, la paternidad de Juan de mata, la fraternidad y la comunión.
Terminada la intervención del P. José, todos los asistentes compartimos un rato de esparcimiento y conocimiento mutuo, con chocolate y churros para todos.