DOMINGO XX TIEMPO ORDINARIO

 

Jesús le respondió: «Mujer, qué grande es tu fe: que se cumpla lo que deseas.»
En aquel momento quedó curada su hija.