DOMINGO V TIEMPO ORDINARIO

Cuando acabó de hablar, dijo a Simón:
«Rema mar adentro, y echad vuestras redes para la pesca».
 

DOMINGO IV DEL TIEMPO ORDINARIO

Y todos le expresaban su aprobación y se admiraban de las palabras de gracia que salían de su boca.

DOMINGO III DEL TIEMPO ORDINARIO

«El Espíritu del Señor está sobre mí,
porque él me ha ungido.
Me ha enviado a evangelizar a los pobres,
a proclamar a los cautivos la libertad,
y a los ciegos, la vista;
a poner en libertad a los oprimidos;
a proclamar el año de gracia del Señor».
 

DOMINGO II TIEMPO ORDINARIO

Su madre dice a los sirvientes: «Haced lo que él os diga».
 

BAUTISMO DEL SEÑOR

Se abrieron los cielos, bajó el Espíritu Santo sobre él con apariencia corporal semejante a una paloma y vino una voz del cielo: «Tú eres mi Hijo, el amado; en ti me complazco»
 

EPIFANIA DEL SEÑOR

Entraron en la casa, vieron al niño con Maria, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra.

SANTA MARIA MADRE DE DIOS

"María, por su parte, conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón"

SAGRADA FAMILIA

"Él bajó con ellos y fue a Nazaret y estaba sujeto a ellos.
Su madre conservaba todo esto en su corazón"
 

NACIMIENTO DEL SEÑOR

Y la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria: gloria propia del Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad.

DOMINGO IV DE ADVIENTO

Aconteció que, en cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo y, levantando la voz, exclamó: «¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre!