DOMINGO XXX TIEMPO ORDINARIO

«Hijo de David, Jesús, ten compasión de mí.»

DOMINGO XXIX TIEMPO ORDINARIO

¿Sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber, o de bautizaros con el bautismo con que yo me voy a bautizar?

DOMINGO XXVIII TIEMPO ORDINARIO

Jesús se le quedó mirando con cariño y le dijo: «Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego sígueme.»

DOMINGO XXVII TIEMPO ORDIONARIO

Al principio de la creación Dios "los creó hombre y mujer. Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer, y serán los dos una sola carne."

DOMINGO XXVI TIEMPO ORDINARIO

«No se lo prohibáis, porque nadie que haga un milagro en mi nombre puede luego hablar mal de mí. Pues el que no está contra nosotros está a favor nuestro.

DOMINGO XXV TIEMPO ORDINARIO

Les decía: «El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres, y lo matarán; y, después de muerto, a los tres días resucitará.»

DOMINGO XXIV TIEMPO ORDONARIO

Él les preguntó: «Y vosotros, ¿quién decís que soy?» Pedro le contestó: «Tú eres el Mesías.»
 

DOMINGO XXIII TIEMPO ORDINARIO

Y, mirando al cielo, suspiró y le dijo: «Effetá», esto es: «Ábrete.»

DOMINGO XXII TIEMPO ORDINARIO

"Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. El culto que me dan está vacío, porque la doctrina que enseñan son preceptos humanos."

DOMINGO XXI TIEMPO ORDINARIO

«Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna; nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo consagrado por Dios.»