DOMINGO XX TIEMPO ORDINARIO

Entonces Jesús les dijo: «Os aseguro que si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros.

ASUNCIÓN DE LA VIRGEN

"Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación"

DOMINGO XIX TIEMPO ORDINARIO

Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo.»

DOMINGO XVIII TIEMPO ORDINARIO

Jesús les dijo: «Os aseguro que vosotros no me buscáis porque hayáis visto las señales milagrosas, sino porque habéis comido hasta hartaros. No trabajéis por la comida que se acaba, sino por la comida que permanece y os da vida eterna.

DOMINGO XVII TIEMPO ORDINARIO

Jesús tomó los panes, dijo la acción de gracias y los repartió a los que estaban sentados, y lo mismo todo lo que quisieron del pescado.

DOMINGO XVI DEL TIEMPO ORDINARIO

Él les dijo: «Venid vosotros solos a un sitio tranquilo a descansar un poco.»

DOMINGO XV TIEMPO ORDINARIO

Ellos salieron a predicar la conversión, echaban muchos demonios, ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban.

DOMINGO XIV TIEMPO ORDINARIO

Jesús les decía: «No desprecian a un profeta más que en su tierra, entre sus parientes y en su casa.»

DOMINGO XIII TIEMPO ORDINARIO

Se acercó un jefe de la sinagoga, que se llamaba Jairo, y al verlo se echó a sus pies, rogándole con insistencia: «Mi niña está en las últimas; ven, pon las manos sobre ella, para que se cure y viva.»

SAN JUAN BAUTISTA

Y todos los que lo oían reflexionaban diciendo: «¿Qué va a ser este niño?» Porque la mano del Señor estaba con él. El niño iba creciendo, y su carácter se afianzaba; vivió en el desierto hasta que se presentó a Israel.